los-hombres-de-rusia
Los hombres de Rusia

19.00

En un zoológico inundado en el estado de Florida acampa un comando de combatientes místicos que trafican con drogas y esclavas. Este ejército esperpéntico se ha dado a la misión de restaurar, a través de la violencia, la salud espiritual de la nación. Los aloja una breve familia cuyo vástago, eufórico y adolescente, nos describe las enigmáticas acciones del grupo, revela la intrincada genealogía de su Líder y detalla los rituales crueles que practican. Los hombres de Rusia es una alegoría de la extrema derecha en la bufonesca y ominosa versión que recorre la política de América y Europa. El texto nos presenta un panteón heteróclito que incluye a los escritores que inspiran a sus militantes, desde Gabriele D’Annunzio y el barón Julius Evola, hasta Aleksandr Dugin, ideólogo de Vladimir Putin. La trama vincula la epidemia de los opiáceos, la proliferación del tráfico sexual, la debacle de la vieja clase obrera, la fantasía de un pasado glorioso en países racialmente clausurados, el espectro de Rusia y la nostalgia entre hombres blancos de la sexualidad ilimitada y convulsiva que nunca conocieron, pero que creen que están a punto de perder. De este modo, Reinaldo Laddaga traza una visión lúcida y alucinada de las potencias oscuras cuya súbita erupción define nuestro tiempo. 

ISBN: 9788494891533.

Autor: .

Etiquetas: , .

Información adicional

AUTOR

Reinaldo Laddaga

ISBN

978-84-948915-3-3

PÁGINAS

272

MEDIDAS

140 x 206

ENCUADERNACIÓN

Rústica

JORDI CARRIÓN en NEW YORK TIMES (21-7-2019): 
«No solo entre Adolf Hitler y Steve Bannon: entre Gabriele d’Annunzio y Donald Trump también puede existir una genealogía. O viceversa. Porque las genealogías —como nos enseñó Borges— solamente son válidas si son reversibles. Y porque en los nuevos discursos de la extrema derecha global hay ecos y reformulaciones que remiten tanto a los líderes políticos como a los ideólogos literarios del fascismo italiano. Este año es el centenario, de hecho, de la aventura militar y experimento artístico del Estado Libre de Fiume, donde D’Annunzio sentó el primer precedente de la viabilidad práctica de la teoría fascista. De esa historia parte Reinaldo Laddaga en su nueva —y mejor— novela, Los hombres de Rusia, que recurre al mecanismo del manuscrito encontrado (precisamente en un foro de votantes de Trump) para narrar en clave antropológica y simbólica cómo un joven es abducido por una secta guerrillera, cómo alguien cambia de bando e ingresa en las filas del extremismo. El proceso en que uno de los nuestros se vuelve uno de los otros. Cuando Laddaga desplaza la atención de la ultraderecha estadounidense a la rusa, cita a Eduard Limónov, una de las voces más incómodas de la literatura contemporánea» SEGUIR LEYENDO

ERIC GRAS en EL PERIÓDICO MEDITERRÁNEO (21-7-2019): 
« (…) existe un trasfondo un tanto perturbador en Los hombres de Rusia, de Reinaldo Laddaga. La editorial Jekyll & Jill continúa celebrando con alegría la ocurrencia con unos títulos que son siempre enigmáticos, placenteros, estimulantes. Situando la acción en un zoológico inundado en Florida, un comando de combatientes místicos, busca restaurar lo que ellos consideran el «orden» a través de la violencia. Aquí hay provocación y propaganda, excesos, elementos propios de una sociedad marcada por el despotismo exacerbado. Dicen que existe un poco de profético en todo lo que se narra aquí. Esperamos que estos lectores se equivoquen, por nuestro bien, ya que estamos ante una alegoría de los peligros reales de una extrema derecha, si bien Laddaga la caricaturiza consiguiendo construir un relato gozoso, de gran erudición, que ofrece una mirada lúcida sobre el pensamiento actual» SEGUIR LEYENDO

EDUARD AGUILAR en EL PERIÓDICO MEDITERRÁNEO (15-7-2019): 
««Un alucinada digresión político-literaria que acaba siendo una road fiction por los lugares recónditos de la mitología oscura de la nueva (o no tan nueva) derecha, una alegoría de ese nuevo totalitarismo bufonesco que recorre América y el mundo, que tiene el punto de partida en D’Annunzio y el barón Julius Evola, y la arribada en Aleksander Dugin, ideólogo de Vladimir Putin, que, pocos días después de la elección de Donald Trump como Presidente de Estados Unidos, escribía lo siguiente: “Los Estados Unidos son el Lejano Oeste del mundo. Es el espacio de la Medianoche. Allí se alcanza el punto final de la Caída. Este es el momento del cambio de polaridades. El Occidente se vuelve el Oriente. Putin y Trump están en dos extremos opuestos del planeta. En el siglo veinte, estos dos extremos se materializaron en las formas más radicales de la Modernidad: el capitalismo y el comunismo. Dos monstruos apocalípticos: Leviathan y Behemoth. Ahora se han vuelto dos promesas escatológicas: la Gran Rusia de Putin y la liberación de América bajo Trump. El siglo XXI finalmente ha comenzado”» SEGUIR LEYENDO

ROSA BELMONTE en LAS PROVINCIAS (20-6-2019): 
«En Los hombres de Rusia, Reinaldo Laddaga escribe sobre esos hombres de Rusia que visitaban el zoo abandonado donde el niño narrador vivía. En sus furgonetas transportaban mujeres, uno de los artículos con los que comerciaban (emigrantes que habían llegado a Florida para recolectar naranjas y a las que nadie reclamaría)» SEGUIR LEYENDO

TES NEHUÉN en POEMAS DEL ALMA (21-6-2019): 
«Los hombres de Rusia de Reinaldo Laddaga es un relato fascinante sobre el mundo actual y el resurgimiento de los pensamientos dictatoriales» SEGUIR LEYENDO

RICARDO MENÉNDEZ SALMÓN en LA NUEVA ESPAÑA (13-6-2019): 
«Por las páginas de Los hombres de Rusia desfilan así el experimento protofascista de Gabriele D’Annunzio en Fiume y las aberrantes teorías de Cyrus Teed en torno a la Tierra hueca, encuentra acomodo Miguel Serrano, el jerarca nazi chileno que alumbró la tesis del hitlerismo esotérico mientras compartía mesa y mantel con Hermann Hesse, pero también Aleksandr Duguin, el Rasputín del Kremlin de Putin, dios tonante del renacimiento de la soberana Eurasia, y a la vez asoman la patita el Partido Republicano en los tiempos de Barry Goldwater, las maquinarias de la violencia que Carl Schmitt amparó mediante sus estudios constitucionales e incluso el barón Julius Evola, mandarín de la extrema derecha italiana que logró el círculo cuadrado de conjugar en su obra a Mussolini con la misoginia de Weininger y los goces del tantrismo con la decadencia de Occidente del apocalíptico Spengler» SEGUIR LEYENDO