Del enebro
Del enebro Alejandra AcostaDel enebro cuento Alejandra AcostaDel enebro Alejandra AcostaDel enebro Alejandra AcostaDel enebro Alejandra Acosta taumatropoDel enebro Alejandra Acosta Hermanos Grimm
Del enebro

22.00

hace ya mucho tiempo, como unos dos mil años, vivía un hombre rico que tenía una mujer bella y piadosa. Se amaban mucho, pero no tenían hijos, a pesar de lo mucho que los deseaban; y la esposa rezaba día y noche, pero ninguno llegaba, ninguno llegaba. Frente a su casa había un patio, y en él crecía un enebro, bajo el que la mujer, en un día de invierno, pelaba una manzana y, al pelar la manzana, se cortó en un dedo, y la sangre cayó sobre la nieve. «¡Ay!», exclamó la mujer, dando un respingo, y, al ver la sangre, le entró una gran melancolía: «¡ojalá tuviera un hijo, tan rojo como la sangre y tan blanco como la nieve!». Al decir estas palabras, sintió de pronto en su interior una extraña alegría, teniendo el presentimiento de que iba a ocurrir.

Del enebro es un sombrío y extrañamente luminoso cuento popular, recopilado hace doscientos años por Jacob Ludwig y Wilhelm Karl Grimm en el libro Kinder- und Hausmärchen (1812), que relata una terrible historia de infanticidio y canibalismo, botánica y ornitología, y también de amor, lealtad y venganza. Esta edición bilingüe, traducida directamente de la obra original en Plattdeutsch (bajo alemán), ha sido exquisitamente ilustrada por Alejandra Acosta Argomedo (Santiago de Chile, 1975), desde las cubiertas y las guardas, hasta el pequeño regalo que esconde el libro en su interior. Sus collages, delicados y terribles, engrandecen aún más esta obra original de los hermanos Grimm, enriqueciendo los oscuros matices de la narración. Además, la obra cuenta con un excelente prólogo de Francisco Ferrer Lerín (Barcelona, 1942), escritor y experto ornitólogo, en el que se desmenuzan algunos de los aspectos más turbios e interesantes del cuento. Del enebro está impreso en offset, a tres tintas especiales sobre papel registro de alta calidad. Encuadernado en rústica con guardas y sobrecubiertas de cartulina estilo arte. Cada ejemplar lleva una intervención de hilo natural realizada a mano. Incluye en su interior un taumatropo.
Del enebro obtuvo el premio al libro mejor editado 2012 en Aragón.

Otros libros ilustrados por Alejandra Acosta: Cosmotheoros

Cosmotheoros

Descripción del Producto

Del enebro es un sombrío y extrañamente luminoso cuento popular, recopilado hace doscientos años por Jacob Ludwig y Wilhelm Karl Grimm en el libro Kinder- und Hausmärchen (1812), que relata una terrible historia de infanticidio y canibalismo, botánica y ornitología, y también de amor, lealtad y venganza. Esta edición bilingüe, traducida directamente de la obra original en Plattdeutsch (bajo alemán), ha sido exquisitamente ilustrada por Alejandra Acosta Argomedo (Santiago de Chile, 1975), desde las cubiertas y las guardas, hasta el pequeño regalo que esconde el libro en su interior. Sus collages, delicados y terribles, engrandecen aún más esta obra original de los hermanos Grimm, enriqueciendo los oscuros matices de la narración. Además, la obra cuenta con un excelente prólogo de Francisco Ferrer Lerín (Barcelona, 1942), escritor y experto ornitólogo, en el que se desmenuzan algunos de los aspectos más turbios e interesantes del cuento. Del enebro está impreso en offset, a tres tintas especiales sobre papel registro de alta calidad. Encuadernado en rústica con guardas y sobrecubiertas de cartulina estilo arte. Cada ejemplar lleva una intervención de hilo natural realizada a mano. Incluye en su interior un taumatropo.
Del enebro obtuvo el premio al libro mejor editado 2012 en Aragón.

 

Información adicional

ISBN

978-84-938950-4-4

AUTOR

Alejandra Acosta Argomedo, Francisco Ferrer Lerín, Jacob Ludwig y Wilhelm Karl Grimm

Primera Edición

2012

ERANDI CERBÓN GÓMEZ en Diario MILENIO, MÉXICO (1-3-2017)

«Del enebro (Jekyll & Jill,2015), extraído del entrañable libro Kinder-und Hausmarchen, de Jacob Ludwig y Wilhelm Karl Grimm, inaugura una tradición que debemos hacer notar. Elaboran seductoras metáforas del mundo lindando lo natural con lo sobrenatural y manifestando cruces de variadas influencias: natalismo, botánica, odio, parricidio, canibalismo, gastronomía, ornitología, música, gremios, venganza y felicidad.» …seguir leyendo

FRANCISCO ESTÉVEZ en CULTURAMAS (2-12-2015)
Del enebro, de los hermanos Grimm

Es hora de revisar por enésima vez la obra de Mc Luhan y aquella reflexión sobre la escritura y la memoria que narra Platón en su Fedro. El imparable aumento del poder de lo visual, por momentos omnímodo, cuya máxima metáfora se materializa en esa cenagosa realidad virtual, esa otra Maya como dicen por tierras iberoamericanas, somete a una dura erosión al paradigma de Gutenberg conceptualizado en el ya desprestigiado libro. Los soportes de información tradicionales cambian y empezamos a intuir las consecuencias en los contenidos mismos. Frente a este profundo quebranto padecido por las editoriales tradicionales, despunta la iniciativa de pequeñas editoriales, como la zaragozana Jekyll & Jill, que conciben el libro, tanto en su forma como en su contenido, con un alto grado de artesanía, mimo y buen gusto. Es el caso de Del Enebro, cuento breve extraído de la célebre antología Kinder und Hausmärchen (Cuentos para la infancia y el hogar) de los hermanos Grimm que cumple en este año de 2012 su doscientos aniversario.
Jacob y Wilhelm Grimm rescataron, recopilaron y ordenaron una copiosa tradición oral de cuentos. Al fijarlos en papel fosilizaron de entre las múltiples variantes existentes una de ellas y las más de las veces hubieron de sacrificar detalles escabrosos en aras de un público infantil. Del Enebro es aquí vertido a un elegante español con la intención de recobrar la posible esencia original del texto oral, “contraria a la edulcoración más burguesa”. Esta versión moderna posee una evidente musicalidad que alimenta y potencia los ricos juegos literarios “aliteraciones, paralelismos, anáforas y quiasmo, de gran sonoridad, significación y lirismo” de la narración. Pero no se engañe el lector precavido. Bajo el ropaje de breve cuento infantil, Del enebro narra una cruenta historia de antropofagia familiar donde se escenifican el bien y el mal.
Atención a la excelente y fina “Nota a la a traducción” que firma la traductora Jessica Aliaga Lavrijsen, aventajando en interpretación al mismo prólogo antepuesto por Francisco Ferrer Lerín. La edición conserva, además, la versión original en bajo alemán y –como debe ser- en letra gótica, pues no se escapa detalle en este libro. Remata la finura un trabajo inspirado de la ilustradora Alejandra Acosta, hermosos delirios, atenientes al caso, que acompañan e interpretan los pasajes del texto cosiendo virtualmente los pliegos del libro, pues la delicadeza de un hilo rojo borda por fuera sus páginas centrales en un guiño simbólico que trata al lector como aquella persona inteligente que es interpelada por un texto.
El futuro del libro impreso se encamina a ediciones más cuidadas de textos selectos con formatos cuidados y presentaciones originales. Sin duda alguna, Del Enebro es un ejemplo señero a seguir.

JACKELINE DE BARROS en Revista BABAR (5-7-2015)
Del enebro

Soy una enamorada de los cuentos tradicionales que no han pasado por censura de ningún tipo; ni religiosa, ni moral, ni social y mucho menos educativa. Creo firmemente en que si modificamos aquello que no nos parece políticamente correcto estamos haciendo con este tipo de relato lo que los compañeros de clase hicieron con Jüll.
Por estas razones, y muchas más que no voy a enumerar ahora, estoy emocionada después de leer Del Enebro. Un cuento rescatado de la versión de 1812 de los hermanos Grimm. Un relato duro, cruel, y maravilloso donde la justicia triunfa para que podamos tener la certeza de que antes o después ningún crimen queda impune.
Un niño, blanco como la nieve y encarnado como la sangre, es maltratado cruelmente por una madrastra que quiere que toda la herencia de su marido quede para la hija de ambos. Y sin pensarlo dos veces decapita al niño a cambio de una manzana que el pequeño nunca llega a comer. Pero la perversidad de esta mujer es tan grande que quien cuenta el cuento solo puede justificarla con la presencia del maligno en sus entrañas, porque para tapar la ejecución de la criatura hace creer a su niña que es ella la que decapita a su hermanito al darle una colleja.
El canibalismo también está presente en esta historia: el padre que, sin saberlo, se come al niño en un estofado y, a medida que lo hace, se siente bien, como si ese guiso fuera “solo para él”. Y es que es parte suya y de su primera mujer lo que está ingiriendo.
Hay un regreso al principio de todas las cosas. A la semilla inicial, al deseo de tener un hijo, de perpetuarse. En cierta forma al comerse al niño lo está acunando, protegiendo, acogiendo en un abrazo perpetuo.
Y también vuelve el niño al seno materno cuando su hermana, que no para de llorar al creerse su asesina, recoge sus huesitos y los lleva bajo el enebro donde está sepultada su madre, que aplaude feliz.
Entonces ya está todo listo para el momento mágico que dé paso a la justicia: de los huesos surge como un ave fénix un pájaro que canta reiteradamente una canción. Y con ella, recoge todo aquello que necesita. Un obsequio para su padre, otro para su hermana, y el arma con la que aniquilará a su malvada madrastra a la que él llama Madre.
Tiene un final feliz y abierto. Una trama ágil llena de horror, sangrienta, sedienta de ambición donde el afecto parece perderse o reservarse para el principio y el fin.
Editado con un gusto exquisito, esta joya está pensada para ser disfrutada no solo a través de la lectura sino del tacto, la observación y el deleite de un objeto diseñado para ser querido y venerado. La edición incluye también la versión en alemán.
Y ahora ¿qué hacemos con este relato cruel? ¿Lo leemos en nuestras sagradas aulas donde el parricidio, el odio y el asesinato no puede entrar? ¿Cambiamos algunos párrafos para que todo sea más bonito? ¿Nos horrorizamos al verlo escrito mientras miramos los informativos con niños usados como escudos en algún lugar del mundo?
No quiero caer en la tentación de obligaros a tener en casa un ejemplar de este libro. No sería democrático. Pero si os gustan los clásicos, amáis la buena edición y sois capaces de deleitaros con una ilustración que habla con un lenguaje detallista, provocador y muy cuidado, esta es una excelente oportunidad para hacer o haceros un buen regalo.
Ahora os dejo porque voy a releerlo, a remirarlo, a olerlo, a abrazarlo, a… todo. Porque es bello, porque es auténtico, porque vale la pena que esté en la cabecera de la cama para recordarnos que, llámense madrastras o soldados, dictadores o maleantes, las historias siempre se repiten. Que siguen habiendo muchos niños que por una manzana terminan degollados y hermanitas que lloran asesinatos que nunca cometieron.