Cosmotheoros
cosmotheoros Alejandra Acostacosmotheoros Alejandra Acostacosmotheoros Alejandra Acostacosmotheoros Alejandra Acostacosmotheoros Christiaaan Huygenscosmotheoros Alejandra Acostacosmotheoros Alejandra Acostacosmotheoros9cosmotheoros Alejandra Acosta
Cosmotheoros

24.50

TRATADO COSMOLÓGICO DEL SIGLO XVII ILUSTRADO PARA ESTA EDICIÓN

¡Qué maravilloso y espléndido cuadro de la magnífica vastedad del universo hemos logrado! ¡Tal cantidad de soles, tal cantidad de tierras, todos y cada uno de ellos provisto de plantas, árboles y animales, y adornados de mares y montañas! ¡Y cuánto aumenta nuestra admiración y asombro si nos paramos a analizar la prodigiosa distancia y la multitud de estrellas!

Cosmotheoros (el observador de las estrellas), el primer tratado que conjetura la vida extraterrestre desde un punto de vista científico basándose en las teorías de otros pensadores como Nicolás de Cusa, Giordano Bruno, Kepler, Tycho Brahe o Descartes, fue publicado por primera vez, en latín e inglés, en el año 1698. Su autor, Christiaan Huygens (La Haya, 1629-1695), fue un destacado matemático, físico, horólogo, astrónomo, diseñador y pulidor de lentes, fabricante —junto a su hermano Constantijn— de telescopios, fellow de la Royal Society de Londres y miembro fundador de la Académie des Sciences de París. Las imágenes a color dispuestas en láminas que ilustran este volumen son obra de Alejandra Acosta, autora que ya colaboró en esta editorial con sus collages para la edición del cuento popular recogido por los hermanos Grimm Del enebro. En esta ocasión, Acosta ha pintado y bordado con hilos de colores una veintena de posibles vidas extraterrestres. Además, el libro incluye fotografías, una extensa biografía cronológica de la familia Huygens y multitud de notas, todo ello realizado para la presente edición.

PREMIO AL LIBRO MEJOR EDITADO EN ARAGÓN 2015

SEGUNDA EDICIÓN

BOOKTRAILER

Otros  libros ilustrados por Alejandra Acosta: Del enebro

ISBN: 9788494256547.

Autores: , , .

Etiqueta: .

Descripción del Producto

Cada ejemplar contiene veinte estampas a color pegadas a mano y un desplegable, ilustrados por Alejandra Acosta.
También, cada ejemplar incluye un marcapáginas-juego oculto en la solapa de la sobrecubierta.
Encuadernado en cartulina estilo arte con estampación en plata.
Con sobrecubiertas impresas en tintas especiales sobre cartulina estilo arte.
Interior en papel ahuesado.

Cosmotheoros (el observador de las estrellas), el primer tratado que conjetura la vida extraterrestre desde un punto de vista científico basándose en las teorías de otros pensadores como Nicolás de Cusa, Giordano Bruno, Kepler, Tycho Brahe o Descartes, fue publicado por primera vez, en latín e inglés, en el año 1698. Su autor, Christiaan Huygens (La Haya, 1629-1695), fue un destacado matemático, físico, horólogo, astrónomo, diseñador y pulidor de lentes, fabricante —junto a su hermano Constantijn— de telescopios, fellow de la Royal Society de Londres y miembro fundador de la Académie des Sciences de París. Las imágenes a color dispuestas en láminas que ilustran este volumen son obra de Alejandra Acosta, autora que ya colaboró en esta editorial con sus collages para la edición del cuento popular recogido por los hermanos Grimm Del enebro. En esta ocasión, Acosta ha pintado y bordado con hilos de colores una veintena de posibles vidas extraterrestres. Además, el libro incluye fotografías, una extensa biografía cronológica de la familia Huygens y multitud de notas, todo ello realizado para la presente edición.

Información adicional

Peso 0.5 kg
ISBN

9788494256547

AUTOR

Christiaan Huygens

PÁGINAS

216

Primera Edición

2015

COSMOTHEOROS, EN LA LISTA DE LOS 5 MEJORES LIBROS DE 2015 DE FERNANDO CASTANEDO, BABELIA, EL PAÍS

SELECCIONADO COMO UNO DE LO MEJORES LIBROS DE ENSAYO DE 2015 POR LA LIBRERÍA LETRAS CORSARIAS (SALAMANCA)

ANTONIO TAMEZ ELIZONDO en REVISTA DE LETRAS (11-01-2016)
«Hace ya tres siglos apareció en inglés y latín Cosmotheoros: Conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y producciones, de Christiaan Huygens, diseñador del primer reloj de bolsillo, fabricante de telescopios y primer autor de la teoría ondulatoria de la luz. Fue una publicación póstuma, escrita como una carta en dos volúmenes para su hermano, Constantijn, que por aquel entonces estaba fuera de casa cumpliendo sus labores como secretario del rey Guillermo Tercero. Hace unos meses Jekyll & Jill la ha traído al presente con una traducción de Rubén Martín Giráldez, dando así la oportunidad para conocer uno de los primeros intentos rigurosos por imaginar la naturaleza de la vida en los mundos de nuestro sistema solar y en los del resto de las estrellas.» ENLACE al artículo

EUGENIO FUENTES en La Brújula, Diario LA NUEVA ESPAÑA (15-10-2015)
Criaturas imposibles de un escrutador del cielo
Este libro, vaya por delante, es una de esas rarezas que sólo pueden generar caudales de agradecimiento hacia quienes osan publicarlas. Ilustrado con 20 láminas fantásticas —en todos los sentidos— y un desplegable de la chilena Alejandra Acosta, Cosmotheoros, del holandés Christiaan Huygens (1629-1695), es el primer tratado en el que se conjetura sobre seres extraterrestres a partir de teorías científicas. El astrónomo Huygens, descubridor del satélite Titán, fue también, como otros científicos de su época, matemático, físico, óptico y hasta fabricante de telescopios. Cosmotheoros quiere decir observador de estrellas y, en tanto que tal, Huygens, además de informar sobre los cuerpos celestes del sistema solar, imagina seres antrópicos adecuados a las características que suponía para cada uno de ellos. Completan esta pequeña joya numerosas notas a pie de página, una cronología biográfica y un documentado prefacio de los editores.

JAVIER F. GRANDA en la revista EL CUADERNO, nº 73, octubre 2015
Cosmotheoros. Conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y producciones se trata del último título publicado por la editorial Jekyll & Jill (Zaragoza), que ve la luz en el mes de mayo de 2015. El término cosmotheoros significa ‘observador de las estrellas’.
La primera edición del libro fue publicada en latín e inglés en 1698 por los herederos del autor, el holandés Christiaan Huygens (1629-1695), quien se la dedica a su hermano Constantijn (1628-1697), secretario de su majestad británica Guillermo III.
La idea de esta nueva edición comienza con las referencias a Huygens en el capítulo sexto del documental Cosmos: un viaje personal de Carl Sagan. En él, el astrónomo norteamericano aborda las historias de los viajeros holandeses que en el siglo XVII desarrollaron una exploración terrestre minuciosa, afianzados por los avances de la navegación y de la astronomía; presentaba una sociedad holandesa revolucionaria en sus planteamientos intelectuales que abrazó muy fuerte el espíritu de la Ilustración. Se refiere a ella como una sociedad racional, ordenada y creativa que se sentía motivada por la curiosidad científica y fascinada por la novedad en todos los campos del conocimiento y por todo aquello que fuese un descubrimiento derivado de las exploraciones a lo largo y ancho del planeta. Holanda era en esta época «un pequeño país obligado a vivir de su ingenio», aseguraba Sagan.
En ese contexto se sitúa la vida y la obra de Christiaan Huygens, colmado de honores en Holanda por proponer la existencia de vida en otros mundos, cuando por las mismas fechas en Italia, por ejemplo, se abominaba de semejantes planteamientos.
El autor cultivó múltiples disciplinas que le llevaron a alcanzar importantes avances en el campo de la astronomía, haciendo descubrimientos tan insignes como el de Titán, la mayor luna de Saturno, o el estudio de los anillos y fases de este planeta. Fue un inventor de enorme talento: varios tipos de relojes de precisión y calculadoras astronómicas fueron creaciones suyas; pero también imaginó que los habitantes de otros mundos estarían dotados de las funcionalidades que se reconocen en los humanos y serían muy parecidos a los de la Europa del siglo XVII.
Esos seres extraterrestres sobre los que conjetura son, en cierta medida, asimilables o bien sugeridos por la existencia de aquellos que aparecen en los relatos de viajeros y marinos recogidos en los más lejanos lugares y que van a ser incorporados a la tradición de la vieja Europa en un momento de continua exploración de territorios inaccesibles hasta entonces. El exotismo penetra con los relatos orales, literarios, ilustraciones y grabados, sorprendiendo a los europeos, que reciben una información muy novedosa acerca de criaturas desconocidas: seres sin cabeza, aves nunca antes imaginadas, gigantes, cíclopes, etcétera. Esa puede haber sido una de las influencias culturales que se observan en el tratado de Huygens cuando precisa el aspecto formal de los seres de otros mundos, construyendo una lógica al abordar el cosmos como un todo de vida inteligente poblado por seres racionales donde la sociabilidad y la cultura existen, sin que sea necesario que la complexión de estos seres sea «idéntica a la nuestra, puesto que nos es dado imaginar una variedad infinita de figuras—tanto en la estructura total de los cuerpos, como en cada una de sus partes, por dentro y por fuera— muy diferentes a la del ser humano».
El autor considera al redactar su tratado que los conocimientos contenidos en él serían de gran utilidad y contribuirían beneficiosamente a la sabiduría y a la moralidad, «porque gracias a ellos podemos elevarnos por encima de este insulso suelo, contemplarlo desde las alturas y decidir si la Naturaleza ha puesto todo su buen hacer y su premura en esta diminuta mota de polvo que somos».
C. Martín, en su libro De la unicidad a la pluralidad de los mundos (Cádiz, 2001), expone que Cosmotheoros «enseña, por un lado, la astronomía planetaria y muestra claramente en qué condiciones los habitantes de cada planeta deben encontrarse en la superficie de sus respectivos mundos; por otro, Huygens busca los argumentos seguros para poder establecer su teoría fundamental, es decir, que los hombres de los distintos planetas son parecidos a nosotros, ya desde el punto de vista físico, ya desde el punto de vista intelectual y moral». El texto puede parecernos hoy un exponente de la ciencia ficción, pese a que ese género aún no fuera definido en la época, de literatura especulativa, obra utópica, pero también ha de atenderse a la ética intrínseca y a la solidez de las ideas que afloran en sus párrafos. En conjunto, tal cual se presenta por Jekyll & Jill en esta edición ilustrada (216 páginas), se trata de un encuentro de genialidades, cada una de ellas importante en sí misma: desde la propia erudición de los editores, Jessica A. Lavrijsen y Víctor Gomollón, por el buen criterio en la elección de materias y nuevas referencias y su capacidad de sorprender con el diseño de una colección que va poniendo en manos del lector un formato de libro muy específico, en ocasiones puede hablarse de libroobjeto por la variedad de añadidos que incorpora; por las magníficas ilustraciones de Alejandra Acosta, colaboradora en otro exitoso proyecto anterior: Del enebro, de los hermanos Grimm (2012); pasando por la traducción de los textos a cargo del escritor Rubén Martín Giráldez, que fuera incluido en la antología Doppelgänger: ocho relatos sobre el doble (2011) y publicado su libro, Menos joven (2013), en la misma editorial Jekyll & Jill.
Todo ello conforma una obra ecléctica y muy elaborada, con variedad de matices, abundante documentación y justificación de la edición, aparato crítico y elegante concepto que incluye algunas fotografías y una extensa biografía cronológica de la familia Huygens. Destaca una ilustración que se caracteriza por su expresividad y viveza en el color, que se distribuye a lo largo de la obra en veinte estampas, con procesado manual en el montaje final de cada libro, representativas de los elementos y particularidades que Alejandra Acosta ha imaginado partiendo de los textos de Huygens. Estas ilustraciones, en origen pintadas y bordadas sobre tela, forman parte de un tratado imaginario que discurre en paralelo al texto con el que dialogan, constituyendo un corpus descriptivo propio de esta supuesta vida extraterrestre definida por una figuración que a veces ensalza el esquematismo y lo primitivo, lo medieval y el gusto por las miniaturas zoomórficas y antropomórficas y los viejos tratados científicos, con delicados detalles que recorren una vasta tradición gráfica aportando una renovada lectura.
La publicación se completa con un desplegable que reproduce un bestiario fantástico y un marcapáginas múltiple, adosado a la solapa, que incorpora los elementos finales que hacen fijar la propuesta de la ilustradora en la tradición del libro de artista.
Tan solo cuatro años han bastado para que Jekyll & Jill se posicione muy alto en el escalafón editorial, destacándose indubitablemente por el exquisito tratamiento de sus ediciones. Se declaran fetichistas de los papeles y de las tintas y han despertado en el lector ávido de ediciones exquisitas ese mismo fetichismo por el libro que ellos sienten en sus propias carnes.

DIARIO DE LEÓN (20-9-2015)
Cosmotheoros. Conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y producciones
Cosmotheoros (el observador de las estrellas), el primer tratado que conjetura la vida extraterrestre desde un punto de vista científico basándose en las teorías de otros pensadores como Nicolás de Cusa, Giordano Bruno, Kepler, Tycho Brahe o Descartes, fue publicado por primera vez, en latín e inglés, en 1698. Su autor, Christiaan Huygens (La Haya, 1629-1695), fue un destacado matemático, físico, horólogo, astrónomo, diseñador y pulidor de lentes, y ahora la editorial Jeckyll & Jill recupera esta bella e insólita rareza. Las imágenes a color dispuestas en láminas que ilustran el volumen son obra de Alejandra Acosta …seguir leyendo

JOSÉ C. VALES (Premio Nadal 2015) en el blog de MIGUEL MUNÁRRIZ
Cosmotheoros. Conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y producciones
Este libro puede considerarse una obra de arte. Se trata de una joya publicada por la pequeña editorial zaragozana Jekyll & Jill. Es un texto del astrónomo Huygens (siglo XVII) sobre las posibilidades de vida extraterrestre en lejanos planetas. Esta maravillosa edición está ilustrada por Alejandra Acosta, con más de veinte láminas, y los grabados del autor. Es el libro del año, seguramente …seguir leyendo

FRANCISCO ESTÉVEZ en CULTURAMAS
Cosmotheoros, Cristiaan Huygens

Esto no es una reseña ni tampoco una crítica. Participa más del elogio, bien merecido, que de cualquier otro género. Pocas son las veces en que un crítico como el que aquí se presume puede descolgarse con afirmaciones precedentes sin embadurnarse de aquel incienso del halago improcedente. En efecto, la petición de distanciamiento brechtiano en aras de la independencia crítica debiera ser profesada a pies juntillas por el crítico sincero. Mas en este tiempo, el comercio embadurna con sucio chapapote hasta las aguas literarias más cristalinas. Pero dar al justo su benditio es también parte obligada de cumplimiento en ésta denostada profesión mía. Así pues sea, y no de otra manera cae en manos éste, tan curioso como bello, Cosmotheoros. Vale decir, un tratado de conjeturas científicas sobre el universo, pero entre líneas también sobre el alma y la concepción del mundo entera, redactado por Christiaan Huygens, astrónomo neerlandés, pero también horólogo. No resulta boutade editorial ni rescate anodino. Huygens pone en diálogo las teorías en liza de Giordano Bruno, de René Descartes, de Kepler,… para trazar las suposiciones de vida inteligente más allá de la tierra –si bien en nuestros tiempos actuales goza de triste actualidad la curiosidad por su contrario: ¿Hay vida [inteligente, se entiende] en la Tierra?, por poner un ejemplo ilustrado, del escritor mexicano Luis Villoro …seguir leyendo

PEDRO PUJANTE en CULTURAMAS
Cosmotheoros, de Christiaan Huygens

Dedo admitir que teniendo en cuenta la editorial y el traductor de este peculiar libro, Rubén Martín Giráldez, autor de un libro-híbrido disparatado titulado Menos joven, que bien podría ser una emisión radiofónica u otro libro con las tapas cambiadas, lo primero que pensé es que Cosmotheoros se trataba de una obra inexistente de un autor apócrifo. Así que corrí a Internet para descubrir que no, que Huygens existió y que el libro que tenía en mis manos no era un juego borgeano, que fue publicado por primera vez en el año 1698.. Tampoco hubiese ocurrido nada …seguir leyendo

ANTONIO URIBE en LIBRÚJULA
Extraterrestres en el siglo XVII

“Un hombre que comparte la opinión de Copérnico de que esta tierra que habitamos es un planeta, que el Sol ilumina y hace orbitar a su alrededor como el resto de planetas, no puede evitar pensar a veces que es probable que los demás astros cuenten con sus propios aderezos y enseres, e incluso tal vez con sus habitantes, al igual que esta nuestra Tierra: especialmente teniendo en cuenta los últimos descubrimientos en lo que respecta al firmamento desde la época del mencionado astrónomo, como por ejemplo los satélites de Júpiter y Saturno o las llanuras y regiones montañosas de la luna, que constituyen un argumento potente a la hora de establecer una relación de similitud entre nuestro planeta y el resto”. Estas reflexiones parecen de la revista Muy Interesante del mes pasado, pero son el arranque de Cosmotheoros y fueron escritas hace más de trescientos años …seguir leyendo

AGUSTÍN FERNÁNDEZ MALLO en EL HOMBRE QUE SALIÓ DE LA TARTA
Cosmotheoros (conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y sus producciones),
Christiaan Huygens (1629-1695), fue un físico de turbulenta vida dedicado principalmente al estudio de la óptica, y que todo estudiante de bachiller conocerá por haber dado nombre a la primera teoría ondulatoria de la luz seria: el Principio de Huygens-Fresnel. Al menos en ese primer asalto, le ganó la batalla ni más ni menos que al mismísimo Newton, quien propuso una teoría corpuscular (es decir, no ondulatoria) de la luz …seguir leyendo

Revista ESTANDARTE
‘Cosmotheoros’, de Christiaan Huygens
Un tratado del siglo XVII, ilustrado por Alejandra Acosta

«¿Te gustan los libros hermosos? Esos que, además de contarte una buena historia o engancharte con sus versos, te fascinan página a página: con un papel exquisito, bien encuadernados, seguro que con la compañía —y el diálogo— de ilustraciones a la altura. Si la respuesta es afirmativa, ya te sabrás de memoria el cuidado catálogo de Jekyll & Jill, en la que cada libro es diferente… en todos los sentidos: por dentro y por fuera. Su entrega más reciente no nos parece una excepción y, en cambio, sí se muestra excepcional: Cosmotheoros, conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y producciones, un tratado cosmológico de Christiaan Huygens que ha traducido el escritor Rubén Martín Giráldez, y que cuenta con las ilustraciones de Alejandra Acosta.» …Seguir leyendo

ÓSCAR BROX en Revista DÉTOUR
Christiaan Huygens. Elogio de la curiosidad, por Óscar Brox

Más de medio siglo antes de que la sonda Voyager fuese lanzada al espacio para el estudio y la exploración del sistema solar, Georges Méliès soñó que el cine era capaz de cubrir, con un primitivo fundido encadenado, la distancia entre la tierra y la ignota superficie lunar. Bastaron 10.000 francos, un cañón y la literatura de anticipación de Verne y Wells para forjar ese instante en el que la técnica se abrazaba con la imaginación para iluminar un nuevo mundo. Para nutrir con ingenio el ansia por la conquista científica. No en vano, la curiosidad fue durante siglos el combustible para poner en marcha las más diversas teorías sobre todo aquello que formaba parte del vasto cielo. También el terror y la necesidad de conocer el motivo por el que sucedían fenómenos como los eclipses solares …seguir leyendo

SERGIO SANCOR en A GOLPE DE LETRA
“Cosmotheoros”, de Christian Huygens

Nos creemos que fuimos nosotros, en la actualidad, los que nos decidimos a mirar al cielo e imaginar cómo serían los habitantes de otros planetas. Creemos que hemos sido nosotros, en los tiempos más cercanos, los que hemos conseguido establecer las coordenadas exactas para conjeturar aquellas vidas que, más allá de nuestros planetas, existen en el universo. Pero nos equivocamos, como seres falibles que somos, al llevarnos el protagonismo de algo semejante cuando otros hombres, en un siglo tan lejano como el XVII, ya nos trajeron tratados, textos, narraciones, de posibles vidas extraterrestres que coexistían en algo tan distante como otros planetas a la vez que nos disponían para experimentar el espacio, las estrellas, los comportamientos de las galaxias, de primera mano – aunque los viajes espaciales no se llevaran a cabo hasta mucho después -. Uno de esos hombres, fue Christian Huygens, y aunque para algunos de los que se paseen por esta reseña, el nombre no les diga absolutamente nada, podría decir, en este principio confuso, que es el protagonista del que, para mí, es el mejor ensayo publicado – y que se publicará – en este año 2015. Pero esto sólo es el principio, y lo que sigue será todo lo que el lector, abierto a todo tipo de sensaciones, podrá descubrir en esta nueva experiencia que nos abre las puertas a las vidas que podrían encontrarse mientras viajamos por las páginas de un testamento vital e imprescindible …seguir leyendo

EL BESO DE LA LUNA
Cosmotheoros
En enero de 1695, seis meses antes de su muerte, Christiaan Huygens termina una obra filosófica donde trata la cuestión de la vida extraterrestre. El libro, dedicado a su hermano mayor Constantijn, se titula Κοσμοθεϖρος, sive de terris coelestis earumque ornatu conjeturae (Los mundos celestes descubiertos, conjeturas relativas a los mundos planetarios, sus habitantes y producciones) y se publica en latín en 1698. Desde un primer momento goza de un gran éxito, por lo que pronto será traducido al inglés (1698), neerlandés (1699), francés (1702), alemán (1703), ruso (1717) y sueco (1774). La versión en español ha tenido que esperar hasta 2015, fecha en que la editorial Jekyll and Jill ha publicado una cuidada versión ilustrada por Alejandra Acosta y traducida por Rubén Martín Giráldez …seguir leyendo