Sergio Chejfec en la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria

Chejfec Sergio_Lisbeth Salas7 copy
Foto @ Lisbeth Salas

 

El miércoles, 31 de mayo, Sergio Chejfec presentará Teoría del ascensor, acompañado por Enrique Reyes, en la Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria 2017. Será a las 19:30 horas en la Carpa Macondo (Parque San Telmo).

La escritora colombiana Laura Restrepo, con su novela Pecado, el argentino Sergio Chejfec, con Teoría del ascensor, el salvadoreño Jorge Galán, con Noviembre; el togolés Sami Tchak, con La fiesta de las máscaras, y la ecuatoguineana Trifonia Melibea Obono, con La bastarda, son algunos de los autores destacados del programa de la 29 Feria del Libro de Las Palmas de Gran Canaria, que se celebra en el Parque de San Telmo entre el 29 de mayo y el 4 de junio.

…seguir leyendo

 

SOBRE TEORÍA DEL ASCENSOR:

MARÍA LÓPEZ VILLARQUIDE en LA MANO QUE ESCRIBE CON PLUMA (6-4-2017):
«Teoría del ascensor es divertido, desconcertante y muy reflexivo. Léanlo. Hay pocas cosas parecidas.» …seguir leyendo

ANTONIO GÓMEZ RIBELLES en EL COLOQUIO DE LOS PERROS  (5-3-2017):
«Supongamos lo siguiente: estoy en una ciudad que no conozco o, en una variante, que sí conozco; consigo un mapa y acabo comprendiendo que no sirve de nada, que la diferencia entre mapa y realidad en el primer caso es evidente y en el segundo una realidad paralela ajustada por la representación en el mapa y la propia experiencia. Y supongamos que escribo un libro y que en él el mundo paralelo es la literatura, que me llamo Sergio Chejfec y que el libro es Teoría del ascensor …seguir leyendo

PATRICIO PRON en EL BOOMERAN(G)  (febrero de 2017):
««…leer a Sergio Chejfec es asistir a una sofisticada forma de recordarnos que toda literatura constituye una doble experiencia: la de aquello que se narra (poco importa si situado en el pasado o en el presente; aquí, poco importa si protagonizada por los sucedáneos de una “primera persona” que Chejfec elude para que la narración autobiográfica no devenga irrelevante o banal: “él”, “el escritor”, etcétera) y la de la narración misma, devenida experiencia mediante su reenactment en la lectura.»» …seguir leyendo

JOSEP MARIA NADAL SUAU en EL CULTURAL de EL MUNDO (3-02-2017):
«Un libro de Chejfec también es un territorio, también contiene pasadizos, también se ejecutan en él elusivas acciones connotativas». …seguir leyendo

MIGUEL ÁNGEL HERNÁNDEZ en Ñ, REVISTA PARA LEER  (18-01-2017):
«Terminas de leer Teoría del ascensor, el libro de Sergio Chejfec que ha publicado la editorial Jekill & Jill. Chejfec es otro de tus autores de referencia. Y este es un libro extraño. No es un ensayo, no es una novela…, es un libro, un texto más allá de cualquier clasificación, un cúmulo de reflexiones sobre la ciudad, los transportes, el lenguaje, el idioma, la escritura, los escritores, el espacio, las relaciones…, en realidad, todas las cuestiones que preocupan a la literatura de Chejfec. Una literatura que es puro pensamiento, inteligencia desplegada. Pocos autores son capaces de observar y llegar a tocar la esencia de la realidad con tanta minuciosidad y precisión como él. Su escritura es una máquina de análisis del presente. Demuestra que la literatura sigue teniendo una función fundamental: la de desvelar el mundo en el que vivimos.» …seguir leyendo

EDUARDO ALMIÑANA en VALENCIA PLAZA (9-01-2017):
«Narrador o ensayista: Chejfec alterna entre un pelaje y otro sin prestar demasiada atención a la metamorfosis, su prosa se desenvuelve cómodamente en cualquier situación. Tan pronto nos informa de las mecánicas del premio literario que ideó junto a Alejandro Zambra y Guadalupe Nettel -el Alacrán-, como nos devuelve a esa época en la que las guías de teléfono -descritas con una maravillosa capacidad para poner palabras a algo tan cotidiano como el contraste entre robustez de estos tomos y lo aparentemente frágil de sus hojas- podían servir para localizar a escritores de la talla de Cortázar en mitad del caos y el frenesí de una gran metrópolis como el Buenos Aires que frecuenta en sus relatos. La mirada de Chejfec tiene una cualidad cuántica, sus ojos y su intención se posan en eventos discretos, en paisajes a los que ya estamos acostumbrados, y es allí, en estas normalidades, donde el escritor encuentra el material que requiere para desplegar su talento y su erudición». …seguir leyendo

ENRIQUE VILA-MATAS en EL PAÍS  (26-12-2016):
«Nada más abrir el libro, percibo que entro directamente en la “atmósfera Chejfec”. De entre los adictos a este escritor, soy de los que disfrutan cuando sus escenas suceden de noche en un bar destartalado, aunque también acepto las que transcurren en la calle al salir de un bar, como en ese impresionante documento que ya conocía y que Chejfec ha tenido a bien incluir en su nuevo libro, ese texto que recoge una conversación de madrugada con Antonio di Benedetto en la calle Talcahuano de Buenos Aires.» …seguir leyendo

RUBY FERNÁNDEZ en LA OPINIÓN DE MURCIA (24- 12- 2016)
«Mitología del alma contra jerarquía moral con el único final de sobrevivir en el mundo». …seguir leyendo

SOBRE ÚLTIMAS NOTICIAS DE LA ESCRITURA:

PATRICIO PRON  en  EL BOOMERAN(G):
Sergio Chejfec nació en Buenos Aires en 1956 y es considerado uno de los escritores más radicalmente innovadores de la literatura argentina contemporánea; esto significa (entre otras cosas) que no es Mario Vargas Llosa, lo que es una suerte para él y para sus lectores: allí donde uno esperaría un ejercicio de nostalgia y un rechazo conservador al hecho de que una forma de concebir la literatura está siendo desplazada por otra, Chejfec propone un recorrido sobre el que, a diferencia del autor de La civilización del espectáculo, no adopta una postura moral. Si bien habla con nostalgia de la escritura en esténcil, la fotocopia y el uso de máquinas de escribir manuales y electrónicas (así como de una libreta que, encontrada casi al azar un día, devolvió al autor el placer y los problemas de la escritura manual y lo llevó a reflexionar sobre la materialidad de la producción de los textos), también se refiere a su escritura en blogs y afirma creer que, en su “promesa de olvido y persistencia al mismo tiempo”, la publicación electrónica se lleva “mejor” con su escritura que la física. …seguir leyendo

RUBY FERNÁNDEZ  en  LA OPINIÓN DE MURCIA:
Tipocaligrafías, sentimientos y fluidez cognitiva son unas de las tantas características que Chejfec dispersa por las páginas llenas de densidad conceptual. Kafka, Levrero, Fernández Mayo, Benjamin o Rancière son algunos de los escritores/artistas a los que pide prestadas modulaciones para crear la suya propia y aquí viene la paradoja ¿crear copiando? ¿crear imitando? ¿apropiacionismo? ¿simulación representativa?. El autor bonaerense resuelve todo esto mediante comparaciones y cohabitaciones entre arte contemporáneo y escritura, ya que aunque no queramos o no podamos verlo, una no es sin la otra. El proceso creativo de una obra de arte antes de ser en si misma ha de ser en papel, esta primera es el epifenómeno de la escritura ya que esta última es la base de todo y es lo que Chejfec intenta defender, literatura como estrategia de representación …seguir leyendo

SERGIO DEL MOLINO  en  REVISTA Ñ:
  «Con la muy notable excepción de un generoso artículo de Antonio Muñoz Molina en El País, tengo la sensación de que este librito (poco más de cien páginas, apenas un opúsculo) está pasando desapercibido en España. Últimas noticias de la escritura, de Sergio Chejfec (Jekyll & Jill Editores), es uno de esos ensayos literarios que tienden a hacer que los críticos tuerzan el gesto porque no son ni una cosa ni la otra ni la de en medio. Sergio Chejfec es también un escritor que tiende a hacer que los críticos tuerzan el gesto porque no es ni una cosa ni la otra ni la de en medio. Es difícil explicar qué es este libro, como lo es explicar a Sergio Chejfec, un autor que es su propio género, así que ni lo voy a intentar. ¿Saben por qué? Porque el libro me ha gustado mucho. Muchísimo. Lo leí de un tirón en un viaje en tren y doblé casi todas sus esquinas. » …seguir leyendo

DIEGO SÁNCHEZ AGUILAR  en  EL COLOQUIO DE LOS PERROS:
  «El escritor argentino Sergio Chejfec nos plantea en este ensayo una serie de cuestiones sobre la escritura en su sentido más literal. No debe pensar, quien lea el título, que esta obra va a tratar el tema de la escritura como creación de textos literarios: no se tratará aquí (no exclusivamente) de la escritura como creación literaria, sino de la escritura como actividad humana en sus aspectos más materiales: escritura manual, escritura mecánica, escritura informática» …seguir leyendo

JOSÉ ÁNGEL BARRUECO  en  IT’S PLAYTIME, suplemento cultural del diario EL PLURAL:
«De todas esas inquietudes, de todas esas reflexiones sobre la superficie y lo tangible y lo intangible de la literatura, habla el escritor argentino Sergio Chejfec en este exquisito ensayo que parte de su experiencia: la adquisición de una libreta en una tienda muy poco glamorosa, en un barrio alejado de una ciudad que apenas conocía y hasta donde había caminado sin nada mejor que hacer. Ese pequeño cuaderno, cuyas páginas va llenando de notas y datos, le sirve para comenzar su ensayística. E igual que en sus libros hay un narrador que da vueltas y convierte sus paseos en eje de la reflexión, aquí también encontramos algo similar, merced a su prosa y a su modo de pensar: el ensayista narrador gira en torno a varias ideas, pasa a su lado, se detiene, las observa, las sopesa, reflexiona, retrocede y examina de nuevo cada detalle de las mismas …seguir leyendo

ANTONIO MUÑOZ MOLINA  en  BABELIA, suplemento cultural del diario EL PAÍS:
«Aunque el libro es un ensayo, la escena tiene la tonalidad de una de las novelas del propio Chejfec, en las que con frecuencia hay paseantes solitarios en parajes no exóticos pero tampoco del todo familiares para ellos. En uno de esos lugares improbables, donde uno siempre se pregunta con algo de estupor cómo ha llegado allí, Sergio Chejfec encuentra el cuaderno que lo va a acompañar durante muchos años de su vida: “Un objeto que adopté inmediatamente, apenas verlo medio olvidado en la vidriera de una tienda muy poco glamurosa, en un barrio alejado de una ciudad que apenas conocía y hasta donde había caminado sin nada mejor que hacer”. El cuaderno, barato, de fabricación china, tiene un volumen considerable, 300 páginas con rayas horizontales. Más que de registro de escritura sostenida, le ha ido sirviendo a Chejfec, a lo largo de los años, como un talismán, una libreta de mensajes cifrados y dirigidos a sí mismo, anotaciones breves y recordatorios; y sobre todo, la libreta habrá sido para él la prueba material de una continuidad, el asidero sólido de un oficio en el que casi todo es frágil, inseguro, tan volátil como esas ideas luminosas que prometen algo y luego se revelan superfluas, o se borran simplemente de la memoria, y en el que además ahora desaparecen a toda velocidad hasta sus precarios soportes físicos …seguir leyendo

Entrevista a SERGIO CHEJFEC  en  ILETRADO PERO CUERDO:
De su libro Modo linterna extraje ciertas frases o subrayados, eso que en Últimas noticias de la escritura, cuando hace mención a Feyerabend, dice que sirve para «extraer una hebra de pensamiento o una frase conclusiva». Una de esas frases conclusivas es esta: «[…] un escritor es alguien abierto al mundo, un ser curioso por todo lo que ocurre y alguien para quien ningún saber resulta ajeno o extravagante». ¿De ahí parte Últimas noticias de la escritura, como mecanismo para comprender más y mejor todo cuanto rodea a la escritura?

Sergio Chejfec: Es curioso que esa frase parezca tan concluyente cuando se propone como lo contrario (el opuesto de ese otro lugar común, el de la torre de marfil). De todos modos no es tan importante lo que uno haya querido decir, como la idea de que el escritor puede saber mucho o poco acerca de lo que escribe, puede estar o no especialmente interesado en el mundo, etc., pero aquello que lo definirá es esa tensión más que cualquier diagnóstico en un sentido u otro. …seguir leyendo

JUAN DE DIOS GARCÍA  en  LA GALLA CIENCIA:
«Chejfec pone sobre la mesa un tema muy atractivo para los adictos a la lectura y la escritura, por eso este ensayo no es un libro “para escritores”, como se suelen calificar ciertas obras dirigidas a un destinatario reducido, sino también, y sobre todo, un libro para lectores que gustan de reflexionar sobre el hecho de leer. El autor porteño nos analiza leyendo. Consciente de que la lectura es un vasto universo de curiosas observaciones y averiguaciones, además, profundiza en el hecho puramente gráfico, visual, en cómo nos afecta la lectura por la forma de la letra; por el tipo de soporte en que está escrita (pergamino, manuscrito, papel o pantalla, libro o blog); por el protocolo manual o virtual que exija el acto de escribir» …seguir leyendo