«Deshielo y Ascensión», de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la revista Yo Dona (20-9-2014)

«La zaragozana es seguramente la editorial que más esmero pone en la confección de sus libros. Ahora publica la ópera prima de este periodista, una novela que se adentra en la fantasia científica para reinventarla a través de un argumento francamente innovador.»

La novela Deshielo y Ascensión, de Álvaro Cortina Urdampilleta, recomendada hoy en la revista Yo Dona, de El Mundo (20-9-2014).

«Deshielo y Ascensión», de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la revista Yo Dona (20-9-2014)

«La zaragozana es seguramente la editorial que más esmero pone en la confección de sus libros. Ahora publica la ópera prima de este periodista, una novela que se adentra en la fantasia científica para reinventarla a través de un argumento francamente innovador.»

La novela Deshielo y Ascensión, de Álvaro Cortina Urdampilleta, recomendada hoy en la revista Yo Dona, de El Mundo (20-9-2014).

«Deshielo y Ascensión», de Álvaro Cortina Urdampilleta, en Koult, revista de actualidad cultural

«Hablar de Des­hielo y Ascen­sión, de Álvaro Cor­tina Urdam­pi­lleta, es hablar de una novela que con­tiene varias. Siem­pre en pri­mera per­sona, el autor des­grana con un cui­dado metó­dico casi de ciru­jano las viven­cias que acom­pa­ñan a sus pro­ta­go­nis­tas. La novela se divide en las dos par­tes que ade­lanta el título del libro. La pri­mera mitad abre con la his­to­ria de Isaac Erik­son– Var­gas, caza­dor de renos que acude a una estan­cia entre los hie­los para cobrarse una de las pie­zas más codi­cia­das. Allí des­cu­brirá que fuera del refu­gio nada es lo que parece. La segunda de las his­to­rias de Des­hielo gira en torno a Ste­fano Lenz, inge­niero des­ti­nado a la base Furth-Isoko 3000, cuya misión es encon­trar litio en los para­jes hela­dos de la tun­dra. Su afi­ción a la música clá­sica y la vida a bordo de los bar­cos son las únicas notas de color en mitad del tedio del hielo, hasta que apa­rezca un visi­tante inesperado.
Ascen­sión se cen­tra más en la Cien­cia Fic­ción. La pri­mera de las nove­las gira alre­de­dor de Solange, la mujer de Ste­fano Lenz y a su rela­ción con Anselm, un pin­tor de cua­dros reli­gio­sos. La última está pro­ta­go­ni­zada por “el Hom­bre que des­truyó la Aba­día de Isen­heim”, situada en el espa­cio exte­rior, entre las estrellas.»

Rocío Tizón reseña la novela Deshielo y Ascensión de Álvaro Cortina Urdampilleta,  en Koult, revista de actualidad cultural.

LEER aquí

«Deshielo y Ascensión» de Álvaro Cortina Urdampilleta en el blog Viaje alrededor de una mesa

«Deshielo y ascensión es sobre todo poder narrativo, fuerza, estilo desmesurado, poderío. Realmente no importa mucho, porque te envuelve y te transporta de tal manera que uno se deja llevar te cuente lo que te cuente. Es como ir encima de una balsa sobre una enorme y desmesurada superficie de agua. Rio, mar, océano, no importa, importa que navegamos, nos movemos, avanzamos.
Dividida en cuatro partes bien marcadas, bien distintas, (Deshielo 1-Hommstadt 2- La base de Furth/Isoko Lithium 300 y Ascensión 1-Sitka 2- Abadía de Isenheim) Deshielo y ascensión orbita entre la ciencia ficción, el terror gótico, la novela polar de aventuras, la narración biográfica pura y lo que se os ocurra. Porque como digo, da lo mismo.
Álvaro Cortina es un genio, un auténtico experto en esto de narrar, de crear ambientes, personajes. Las cuatro partes o cuatro relatos en que se divide la novela son prácticamente independientes, cada uno cuenta una historia, cada uno tiene su voz que viene dada por el protagonista; más pausada, mas autoritaria, mas alucinada, en eso Cortina está superior, en serio, son brutales los cambios de registro. Hiladas las cuatro partes por un pequeño suceso o por un personaje que, del anterior relato nos acompaña, como un residuo que nos recuerda lo anterior, pasamos de escenario casi sin darnos cuenta, nos despegamos con cuidado y nos vamos adentrando en el siguiente relato con delicadeza, con una exquisitez abrumadora.»

Aramys Romero reseña la novela Deshielo y Ascensión de Álvaro Cortina Urdampilleta en su blog Viaje alrededor de una mesa.

LEER aquí

«Deshielo y Ascensión» de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la revista G/U/Campus de El Mundo

«”El brillante silencio blanco, claro y frio bajo cielos de acero, es despiadado”, concluía Jack London en su célebre cuento El silencio blanco. La primera novela que publica Álvaro Cortina (Bilbao, 1983) recoge el testigo de este gélido personaje en los capítulos iniciales de Deshielo y ascensión. “Con todo aquel blanco masivo, uno al respirar debia andarse con cuidado”, arranca este relato dividido en cuatro partes. Cuatro historias narradas por distintos personajes relacionados entre sí: un cazador, un ingeniero melémano, la mujer de éste y, finalmente, el hombre que destruyó la Abadía de Isemheim. En resumen, una serie de personajes que aspiran a representar la condición humana».

Reseña de la novela Deshielo y Ascensión de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la revista G/U/Campus (Universidad Complutense de Madrid – Diario El Mundo), por Luis Alberto Álvarez.

Nota: hemos alterado la maquetación de la reseña, cambiándola de una a dos columnas, para facilitar su lectura.

«Deshielo y Ascensión» de Álvaro Cortina Urdampilleta, presentación en Librería Cámara

¡ATENCIÓN, bilbaínas y bilbaínos! Hoy sábado, 21 de diciembre, a las 20:15 h, en Librería Cámara (Calle Euskalduna, 6, Bilbao), presentación de la novela Deshielo y Ascensión de Álvaro Cortina Urdampilleta, que será presentado por el periodista Pedro Gumuzio. ¡No falten!

«Deshielo y Ascensión» de Álvaro Cortina Urdampilleta, presentación en Librería Cámara

¡ATENCIÓN, bilbaínas y bilbaínos! Hoy sábado, 21 de diciembre, a las 20:15 h, en Librería Cámara (Calle Euskalduna, 6, Bilbao), presentación de la novela Deshielo y Ascensión de Álvaro Cortina Urdampilleta, que será presentado por el periodista Pedro Gumuzio. ¡No falten!

«Deshielo y ascensión», de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la revista Détour

«Deshielo y ascensión describe un arco que nos conduce de la tierra a las estrellas, en una distancia que, a pesar de su entorno de ciencia-ficción, continúa siendo inmensa. El políptico, que representa una escena religiosa, dibuja esas estrellas sobre sus tablas, como un sentimiento elevado y trascendente que el arte y la creación pueden acercarnos. No se me ocurre mejor imagen para describir la primera novela de Álvaro Cortina, estupendamente editada por Jekyll & Jill, donde todos sus personajes buscan algo que nunca logran hallar completamente: una consolación, una soledad compartida, eso que nos recuerda todo aquello que albergamos en nuestro interior. El éxtasis y el declive del arte que narra la obra de Cortina son otra forma de referirse a la pérdida de lo humano. De ahí la obstinación por atrapar esa fuerza creativa, la que nos permite conciliar el arte con los sentimientos, con nosotros mismos».

Óscar Brox reseña la novela Deshielo y ascensión, de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la Revista Détour.

LEER AQUÍ

Un comentario

Los comentarios están cerrados

«Deshielo y ascensión», de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la revista Détour

«Deshielo y ascensión describe un arco que nos conduce de la tierra a las estrellas, en una distancia que, a pesar de su entorno de ciencia-ficción, continúa siendo inmensa. El políptico, que representa una escena religiosa, dibuja esas estrellas sobre sus tablas, como un sentimiento elevado y trascendente que el arte y la creación pueden acercarnos. No se me ocurre mejor imagen para describir la primera novela de Álvaro Cortina, estupendamente editada por Jekyll & Jill, donde todos sus personajes buscan algo que nunca logran hallar completamente: una consolación, una soledad compartida, eso que nos recuerda todo aquello que albergamos en nuestro interior. El éxtasis y el declive del arte que narra la obra de Cortina son otra forma de referirse a la pérdida de lo humano. De ahí la obstinación por atrapar esa fuerza creativa, la que nos permite conciliar el arte con los sentimientos, con nosotros mismos».

Óscar Brox reseña la novela Deshielo y ascensión, de Álvaro Cortina Urdampilleta, en la Revista Détour.

LEER AQUÍ