RECOMENDACIÓN DEL MES

distraídos

DISTRAÍDOS VENCEREMOS de Andrea Valdés

«Empieza hablando de lo autobiográfico, para coquetear con el juego literario y terminar como uno de los mejores ensayos sobre la idea de literatura como autorrelato. Andrea Valdés tira de ese fino hilo que separa lo periodístico de lo narrativo para hacerle un guiño a lo malogrado y lo precario en la vida y la escritura. De ahí su selección de autores (Maura Lopes Cançado, María Moreno, Gloria Anzaldúa…), que desafían el canon de la escritura frente a algo que les rebasa y humaniza en extremo». • BEA ESPEJO / BABELIA-EL PAÍS

En Distraídos venceremos Andrea Valdés aborda una serie de autores que dieron a lo autobiográfico formas y derivas inéditas, quizás porque ninguno pretendió ajustarse a la realidad, si acaso reparar sus efectos, reaccionando por escrito a lo que la vida les impuso o denegó. Como es de esperar, las respuestas fueron diversas. Por eso aquí se analizan desde una declaración jurada (Maura Lopes Cançado) a un inventario de cicatrices (Severo Sarduy), un poema terminal (Héctor Viel Temperley), un prólogo que se enquista (Mario Levrero) o toda una performance (María Moreno). También un homenaje en clave de film noir (Carlos Correas) o la cartografía de un espacio que a su vez es un cuerpo (Gloria Anzaldúa).

Algunas de estas obras se concibieron en condiciones extremas. Otras, desafiando la noción clásica de autoría o a lo que (no) dice la Historia, de modo que lo que empieza en la intimidad, se convierte en un juego literario y culmina en un proyecto político, dando forma a un ensayo singular. El título, que es un descarado guiño a un poeta, ya nos dice algo al respecto. También el tono pues, en sus reflexiones, la autora igual nos remite a una herida en la frente que a un susto callejero, dejándose atrapar por el pulso de sus lecturas «como quien se pilla la lengua con varias letras.»